El Sur de la Provincia de Córdoba (Argentina) es el corazón mismo de la zona productora de maní, llamada “pampa gringa”, una de las principales zonas maniseras, donde se produce el 90 por ciento de la producción nacional. Los suelos tienen propiedades específicas que permiten una interacción simbiótica entre leguminosas y los Rizobios, microorganismos beneficiosos presentes en su composición.

El proceso comienza durante la siembra del maní. Se selecciona las tierras más apropiadas para este cultivo. Esta tarea se realiza por profesionales experimentados después de verificar la fertilidad natural del suelo y las texturas más apropiadas para asegurar la obtención de granos saludables y maduros. Destacable:  el cultivo del maní en Argentina está exento de fertilizantes e insecticidas de ningún tipo porque no se registran plagas. El consumo de maní argentino equivale a consumir el maní menos contaminado del mundo, libre de fertilizantes e insecticidas.

La experiencia en la industria del maní de INSA-INDELMA S.A., sumado a la importante infraestructura tecnológica –en permanente actualización- y las Buenas Prácticas Agrícolas aplicadas permiten conseguir el mejor maní argentino.

 INSAMANI S.A. 2005 desarrolla Creativos Unidos